Categorías
Aprendizaje Temporada 3 Trasformación personal

Reflexiones 2020

¿Qué historia quieres contar?


Antes de que acabe el año quiero tomarme unos minutos para compartir contigo algunas reflexiones que nos ayuden a cerrar de la mejor manera este año tan maravilloso y trascendente que acabamos de vivir. 

Sé que muchas personas describen este año como fatídico, caótico, horrible y hasta quisieran olvidarse de él… yo también he tenido años de esos en mi vida y sí que a veces uno quisiera olvidar que existieron, pero cuando pasa el tiempo y comienzas a mirar en retrospectiva te das cuenta que fueron esos años, esas experiencias vividas, esas pérdidas, esos momentos incómodos, frustrantes, devastadores, los que te formaron y ayudaron a convertirte en la persona que eres hoy.

Así que mi invitación hoy es a que cierres el año preguntándote
¿qué historia quieres contar del 2020?  

“En lugar de mirar al futuro desde el presente, debemos mirar al presente desde el futuro” 

John Hagel III

Y es ahí donde quisiera que centremos la reflexión el día de hoy. ¿Y por qué hablar de reflexión y no de aprendizajes? porque antes de comenzar a rescatar lo que aprendimos este año, vale la pena tomarse un rato para reflexionar sobre lo que pasó y lo que vivimos y de este forma integrar la experiencia. 

Integrar la experiencia es una forma de hacer consciente y reconocer cómo lo que has vivido te ha transformado de alguna manera y ha influido en tu forma de ver, de ser, de hacer, de amar, de trabajar, de pensar, de aprender… estoy segura que hoy no eres la persona que eras el 1 de enero de este año y eso es algo que hay que reflexionar e integrar. 

Te lo he dicho todo el año, en cada episodio del podcast, en Instagram, en facebook y en cualquier medio que he podido “sin reflexión no hay aprendizaje” porque es verdad. Si yo hoy no me tomo un tiempo para recapitular todo lo que ha pasado este año, desde el inicio y hasta lo que estoy haciendo hoy, será difícil, que cuando se presenten las oportunidades de demostrar lo aprendido, yo no sea capaz de actuar diferente. Se necesita un acto consciente para reconocer que probablemente este año te diste la oportunidad de hacer las cosas distintas, te atreviste a pasar mucho más tiempo del que pensabas lejos de las personas que amas, o quizá de trabajar mucho más de lo que nunca trabajaste, o de crear algo que jamás te  habías dado el tiempo de crear … etc. cualquiera que haya sido tu caso, todo aquello que hayas experimentado requirió el desarrollo de habilidades distintas, el adquirir nuevos conocimientos, el tener nuevos contactos y seguramente muchas historias que contar.    Todo esto que pasó, conforma la nueva persona que eres hoy y aunque no te sientas distint@ lo eres. 

Así que regálate un ratito para reflexionar primero qué pensabas que iba a suceder este año, cómo lo habías imaginado, qué planes tenías… luego recapitula todo lo que en realidad pasó, lo que fue distinto, los planes que tuvieron que cambiar, lo que dejaste ir, las decisiones difíciles que tuviste que tomar, las pérdidas que enfrentaste, los logros que tuviste, todo, todo traelo a tu presente y una vez que lo observes y seas capaz de contrastar tu visión con lo que en realidad pasó, ahora sí pregúntate ¿qué aprendiste de todo eso? 

Y anótalo, recupéralo, intégralo, agradécelo y decide qué vas a hacer con todo ese aprendizaje adquirido… cómo lo puedes usar para crear tu nuev@ yo para el 2021, en dónde lo vas a estrenar, un nuevo trabajo, un proyecto social, un libro, un blog, un podcast, tus relaciones personales… y ahora sí prepárate para vivirlo. 

Este año se habló mucho de resiliencia, de empatía, de fortaleza,  pero ¿sabes? para que eso llegué, primero es necesario reconocer lo que dolió, lo que costó, lo que no pudimos hacer y queríamos, lo que quisiéramos que hubiera sido distinto y sí pasó, lo que ya no va a volver, lo que perdimos, lo que se rompió… y entonces sí, reescribir nuestra historia

Para mi por ejemplo, este año faltó compasión, esta fue una palabra que aparecía en mi mente una y otra vez durante el año, cada que veía que en lugar de comprendernos y darnos amor, nos exigíamos, nos juzgábamos, criticábamos nuestras decisiones, el no poder hacer las cosas distintas…para mi faltó compasión conmigo misma y luego con los demás… y esto es algo que quiero retomar en mi 2021. Comprender, aceptar, escuchar, acompañar… todo esto pero sin juzgar. 

“En lugar de mirar al futuro desde el presente, debemos mirar al presente desde el futuro” 

¿Qué historia quieres contar del 2020? 

Cuando en 1 , 3, 5, 10 años vuelvas a mirar el 2020 qué quieres ver hacia atrás? Puedes decir que fue el peor año de la historia (que te tocó vivir por supuesto) porque hubo un virus que nos tuvo encerrados, aislados, enfermos, llenos de miedo, ansiedad y donde miles de personas alrededor del mundo murieron, perdieron sus trabajos, miles de niños dejaron de asistir a la escuela … y claro que todo esto pasó y duele, y no lo hago menos… pero quizá si desde el futuro vemos que gracias a que todo esto pasó pudimos evolucionar como humanidad, nos hicimos más solidarios, adquirimos nuevos hábitos, aumentamos nuestro nivel de consciencia, despertó nuestra creatividad para resolver las situaciones que enfrentamos, nos volvimos más compasivos, las economías cambiaron, la educación se transformó, nos dimos cuenta de lo que es realmente importante y nos unimos en comunidad para salir adelante… entonces habrá valido la pena todo ese sufrimiento que muchas personas enfrentaron durante este año. 

Cada uno de nosotros tiene el poder de transformar su realidad y la de las personas que tiene alrededor. Así que deseo que la historia que elijas contar sea una en la que recuperes todo lo que experimentaste este año y lo transformes en una historia llena de relaciones positivas, de proyectos que impacten positivamente en la historia de la humanidad, que sea una historia de sanación, de amor, de solidaridad, de compasión… a fin de cuentas de evolución. 

Te pido un favor, no quieras “regresar a la normalidad” porque lo que era normal para muchos, no necesariamente era bueno y nos habíamos acostumbrado porque no veíamos que fuera a cambiar jamás… mejor construye una mejor normalidad para ti, para los tuyos y para las generaciones que vienen. 

Deseo de todo corazón que este 2021 recuperes todos los aprendizajes y crecimiento que tuvimos en este año, que decidas quedarte sólo con lo esencial y con aquello que genera un impacto más positivo en tu vida y en los demás.


Descarga tu guía “Potencia tu aprendizaje en 10 Pasos”


Descubre cómo ser parte del grupo exclusivo que recibirá la mentoría aquí:

Ya casi eres parte de la comunidad…
u00a1Lo lograste! Ya estu00e1s dentro!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s